Etiquetas

, , ,


Jesús enseñó con parábolas para disimular su significado. De ese modo, Sus oyentes adquieren conocimiento de una verdad religiosa de acuerdo con su fe e inteligencia.

Ref.: Liahona, Julio 2007; p. 26-29

 El Hijo Pródigo

El hijo pródigo, pintura de Clark Kelley Price.

“Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le beso” (Lucas 15:20; véanse los versículos 11-32). 

El fariseo y el publicano

El fariseo y el publicano, pintura de Robert T. Barrett.

” El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como ese publicano…

“Mas el publicano, estando lejos, no quería ni aun alzar los ojos al cielo diciendo: Dios, sé propicio a mí, pecador.

“Os digo que éste descendió a su casa justificado antes que el otro; porque cualquierea que se enaltece, será humillado; y el que se humilla será enaltecido” (Lucas 18:10-11, 13-14; véanse los versículos 9-14).

El Enemigo Siembra Cizaña

El enemigo siembra cizaña, pintura de James Tissot.

“Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejant aun hombre que sembró buena semilla en su campo; “pero mientras dormían los hombres vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo… “Y cuando salió la hierba y dio fruto, entonces apareció también la cizaña.

“Vinieron entonces los siervos del padre de familia y le dijeron: Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo?…

“El les dijo: Un enemigo ha hecho esto…

“Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega… Recoged primero la cizaña… para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero” (Mateo 13:24-28,30). 

El rescate de la oveja perdida

 El rescate de la oveja perdida, pintura de Minerva K. Teichert.

“¿Qué hombre de vosotros, teniendo cien ovejas, si pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto, y va tras la que se perdió, hasta encontrarla?

“Y cuando la encuentra, la pone sobre sus hombros gozoso; “y al llegar a casa, reúne a sus amigos y vecinos, diciéndoles: Gozaos conmigo, porque he encontrado mi oveja que se había perdido.

“Os digo que así habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento” (Lucas 15:4-7).

paraboladelostalentos_coller.jpg

Parábola de los Talentos, pintura de Henry Coller.

“Respondiendo su señor, le dijo (al que había enterrado su talento): Siervo malo y negligente…

“Quitadle, pues, el talento” (Mateo 25:26, 28; véanselos versículos 14-30).

paraboladelsembrador_soper.jpg

Parábola del sembrador, pintura de george Soper.

“…He aquí, el sembrador salió a sembrar.

“Y mientras sembraba, parte de la semilla cayó junto al camino…

“Parte cayó en pedregales…

“Y parte cayó entre espinos…

“Pero parte cayó en buena tierra”

(Mateo 13:3-5,7-8; véanse los versículos 3-23).