Etiquetas

, , , ,


second2.jpg

 

Después de cuarenta días de haber resucitado, Jesús se había reunido con sus apóstoles en el Monte de los Olivos. Era el momento en que Jesús debía dejar la tierra, pues había cumplido con la obra encomendada y debía regresar con nuestro Padre Celestial hasta Su segunda venida.

Después de instruir a sus apóstoles, Jesús ascendió al cielo y mientras los apóstoles le veían, se aparecieron dos ángeles que les manifestaron: “varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo”. Esto se describe en Hechos 1:11.

Ante esta afirmación, siempre es importante preguntarse entonces, ¿qué hará Jesús cuando regrese por segunda vez?

Según las escrituras y otros documentos sabemos que cuando Jesús vuelva a la tierra, hará lo siguiente:

* Purificará la tierra, D. y C. 101:24-25.

* Juzgará a Su pueblo, Mateo 25:31-46; Apocalipsis 20:4-5 y D. y C. 88:95-98.

* Vendrá a dar principio al Milenio, “El Milenio” cap. 44; B. Young, pág. 349-350.

* Completará la Resurrección, Mateo 27:52-53; 3Nefi 23:9 y D. y C. 76:50-70.

* Tomará su lugar como Rey del cielo y de la tierra, Mateo 5:44; D. y C. 88:104 e Isaías 9:6.

Y ahora, ¿cómo sabremos el momento de la venida de Jesús?

Para respondernos a esa pregunta, analicemos un poquito la siguiente pregunta:Cuántas personas supieron que el Salvador del mundo había nacido?.

Pues bien, cuando Él venga por segunda vez, no habrá la menor duda de quién es Él. Nadie sabe con exactitud cuándo será ese día. En Mateo 24:36, leemos “Pero el día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre”.

Sin embargo el Señor utilizó una parábola para darnos una idea del momento de Su venida y esta es la Parábola de la Higuera. Recordemos:

Cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabréis que el verano está cerca.

“Así también vosotros, cuando veáis que suceden estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas”. Marcos: 12:28-29.

El Señor también nos ha dado algunas señales a fin de hacernos conocer cuando se aproxime Su llegada. Luego de revelarnos esas señales, advirtió:

“Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor…

“…estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis”. Mateo: 24:42-44.

Se recomienda leer Marcos: 13:1-29, que responde a la pregunta referente a la venida del Salvador.

Sin embargo lo mas recomendable es estar preparados para este gran acontecimiento y la mejor forma de hacerlo es aceptar las enseñanzas del Evangelio y hacerlas parte de nuestra vida. Es conveniente vivir todos los días de la mejor manera posible, de acuerdo a la forma en que instruyó el Señor cuando estuvo aquí en la tierra. Para ello, siempre es conveniente buscar la guía del profeta y seguir sus concejos; debemos vivir dignamente de tal modo que siempre seamos guiados por el Espíritu Santo. Solamente así podremos tener tranquilidad y no miedo en esta ansiosa espera. Recordemos, que el Señor dijo: “No temáis, pequeña grey, el reino es vuestro hasta que yo venga. He aquí, vengo pronto. Así sea. Amén”. D. y C. 35:27.

Anuncios