Etiquetas

, , , , ,


 

Hay algunos principios fundamentales que debemos conocer. Por ejemplo, ¿quién alguna vez en su vida, no se ha preguntado?:

– ¿Cuál es el propósito de la vida?; ¿De dónde vine?; ¿Por qué estoy en la Tierra?; ¿A dónde vamos después que morimos?

Bueno, en la referencia anotada al final encontramos muchas respuestas a este tipo de interrogantes, a las planteadas tenemos las siguientes respuestas:

¿Cuál es el propósito de la vida?

¿Ha pensado alguna vez que la vida tiene que ser más que el vivirla día a día?

 

Hay mucho más; su vida tiene un propósito divino.

Dios, nuestro Padre Celestial, ha preparado un plan maravilloso para su felicidad. Cuando se da cuenta de que Dios tiene un plan para usted, es más fácil entender por qué está en la tierra. Dios desea que todos Sus hijos progresen y lleguen a ser como Él. Esta temporada en la tierra le da oportunidades para que usted se desarrolle y progrese. El hecho de venir aquí le da la oportunidad de:

  • Recibir un cuerpo físico.

  • Ejercer su albedrío y aprender a elegir entre el bien y el mal.

  • Aprender y ganar más experiencia que le ayudará a llegar a ser más como su Padre Celestial.

Al seguir el plan de nuestro Padre Celestial, usted —como todos Sus hijos— puede regresar algún día a vivir con Él y con sus seres queridos. Puede tener una gran paz en esta vida y el gozo eterno en la vida venidera.

¿De dónde vine?

Usted no salió a la existencia solamente al momento de nacer.

 

Usted era feliz en la presencia de nuestro Padre Celestial’s , pero Él sabía que nosotros necesitábamos progresar. No tenía un cuerpo físico como el que tiene ahora y además necesitaba la oportunidad de ganar experiencia por usted mismo, alejado de Su presencia, pero con la capacidad de comunicarse con Él y recibir ayuda. Por lo tanto, Él lo envió a la tierra, con la esperanza de que usted regresaría y recibiría todo lo que Él tiene para ofrecerle.

Antes de nacer, usted vivía con nuestro Padre Celestial como uno de Sus amados hijos espirituales; usted lo conocía y lo amaba, y Él lo conocía y lo amaba a usted.

Aun cuando haya olvidado su vida antes de nacer, su Padre Celestial no lo ha olvidado. Él lo conoce y lo ama y desea que usted lo conozca y lo ame también.

¿Por qué estoy en la tierra?

Usted no está en la tierra por accidente, sino que hay un propósito para su existencia terrenal. Está aquí para recibir un cuerpo físico, ganar experiencia y desarrollar atributos divinos como la justicia, la misericordia y el amor.

 

Dios no lo envió sin un plan; sino que Su plan está designado para que le proporcione a usted, y a todos Sus hijos una paz mayor en esta vida —sin importar cuáles sean las pruebas—, y gozo eterno en la vida por venir. Es un plan de salvación y felicidad eternos.

Para ser parte de Su plan, nuestro Padre Celestial le invita a:

  • Conocer y amarlo a Él y a Su hijo, Jesucristo.

  • Aprender a amar a los demás como Él los ama.

  • Aprender a elegir el bien sobre el mal.

  • Comprometerse con Él por medio de ordenanzas tales como el bautismo.

¿A dónde vamos después que morimos?

La muerte no es el fin. La muerte es en realidad un comienzo—otro paso en el plan de nuestro Padre Celestial para Sus hijos.

 

Algún día, como les sucede a todos, su vida en la tierra llegará a su fin y su cuerpo físico morirá. Pero su espíritu no morirá. En el momento de la muerte física, su espíritu irá al mundo de los espíritus, donde continuará aprendiendo y progresando.

La muerte es un paso necesario en su progreso, del mismo modo que lo fue su nacimiento. En algún momento después de su muerte, su espíritu y su cuerpo se volverán a reunir, y nunca se volverán a separar. A eso se le llama resurrección, la cual fue posible por medio de la muerte y Resurrección de Jesucristo.

Ref.:http://www.mormon.org/welcome/0,6929,403-3,00.html

Anuncios