Etiquetas


La Semana Santa nos puede servir para prepararnos para la Pascua de resurrección y sobre todo para aprender acerca de lo que realmente ocurrió durante esa semana antes de la crucifixión y la resurrección de nuestro Señor Jesucristo. Veamos…

SÁBADO

Sólo faltaban seis días para una fiesta importante que se llamaba la Pascua. Muchas personas iban a Jerusalén para ofrecer sacrificios en el templo ese día. Jesús caminó a Betania, una aldea cercana a Jerusalén. Se iba a quedar allí cinco noches con Sus amigos Lázaro, María y Marta. María le ungió los pies con aceite.

Véase Juan 12:1–3.-

DOMINGO

Jesús caminó de Betania a Jerusalén. Entró en la ciudad montado en un burro, como un versículo en el Antiguo Testamento decía que lo haría. Las personas lo reconocieron como su Rey, y gritaron: “Hosanna”, y tendían ramas en frente del burro para evitar que le cayera polvo al Salvador. Jesús visitó el templo y después regresó a Betania.

Véase Zacarías 9:9;

Mateo 21:1–11; Marcos 11:1–11.

LUNES

Jesús vio a personas que compraban y vendían cosas en el templo. Debido a que Él quería que el templo fuera una “casa de oración”, Él hizo que se marcharan. Después, sanó a personas que eran cojas o ciegas. Los sacerdotes celosos estaban enojados con Él.

Véase Mateo 21:12–17;

Marcos 11:15–19.

MARTES

Jesús enseñó a las personas en el templo y en un cerro cercano llamado el Monte de los Olivos.

Los sacerdotes conspiraron para matar a Jesús. Uno de Sus discípulos, Judas Iscariote, accedió a entregar a Jesús a los sacerdotes a cambio de treinta monedas de plata.

Véase Mateo 25:31–46; 26:14–16.

MIÉRCOLES

Las Escrituras no dicen lo que Jesús hizo este día. Puede que pasara el día con Sus discípulos. Podrías leer la parábola de las diez vírgenes, una historia que Jesús enseñó a Sus discípulos para ayudarles a prepararse para Su Segunda Venida.

Véase Mateo 25:1–13.

JUEVES

Los discípulos de Jesús se prepararon para la cena de la Pascua. Durante la comida, Jesús les dijo a Sus discípulos que uno de ellos lo traicionaría.

Entonces, para ayudarlos a que se acordaran de Él, les dio la Santa Cena por primera vez. Jesús fue al Jardín de Getsemaní para sufrir por nuestros pecados y para orar a Dios. Unas personas vinieron con espadas y lo arrestaron.

Los discípulos huyeron porque tuvieron miedo.

Véase Mateo 26:17–29, 36–56.

VIERNES

Llevaron a Jesús al sumo sacerdote, Caifás. Pedro, el discípulo de Jesús, negó que Lo conocía. El gobernador Pilato y Herodes interrogaron a Jesús. Se le condenó a morir en la cruz. Jesús fue crucificado. Un hombre rico llamado José puso a Jesús en su tumba. La madre de Jesús, María, y María Magdalena visitaron la tumba.

Véase Mateo 26:57–72; 27:1–2, 27–37; Lucas 23:44–46, 50–56.

SÁBADO

El cuerpo de Jesús yacía en la tumba. Se puso una piedra grande en frente de la entrada. Los sacerdotes malvados pidieron a Pilato que pusiera guardias fuera de la tumba para asegurar que nadie entrara.

Véase Mateo 27:57–66.

DOMINGO

DE PASCUA

¡Jesús resucitó! Se había levantado de la tumba. Un ángel descendió del cielo y quitó la piedra.

Jesús les dijo a Sus discípulos que enseñaran y bautizaran a otros y prometió que siempre estaría con ellos.

Véase Mateo 28.