Mis pecados son tan malos que no puedo ser perdonado.

“Por más oportunidades que piensen que hayan perdido, por más errores que piensen que hayan cometido, o talentos que piensen que no tienen, o por más alejados que piensen que están del hogar, de la familia y de Dios, testifico que no están tan distantes como para quedar fuera del alcance del amor divino. No es posible que se hundan tan profundamente que no los alcance el brillo de la infinita luz de la expiación de Cristo”5.

—Élder Jeffrey R. Holland

Anuncios